Miel Ecológica

Miel ecológica

                                              

Es un hecho constatado por la ciencia que las abejas juegan un rol importante en la conservación de nuestro entorno y en el desarrollo de los cultivos de los cuales nos alimentamos. En años recientes ha aumentado el número de gente consciente de la importancia para la salud de consu...

Miel ecológica

                                              

Es un hecho constatado por la ciencia que las abejas juegan un rol importante en la conservación de nuestro entorno y en el desarrollo de los cultivos de los cuales nos alimentamos. En años recientes ha aumentado el número de gente consciente de la importancia para la salud de consumir productos ecológicos que realmente nutran y sanen de manera continua nuestros cuerpos.

La *Miel Ecológica* es un producto más puro y de mejor calidad ya que evita el uso de químicos sintéticos. Se trata de un producto alimenticio seguro para su consumo y de gran sabor, aprobado por los organismos fitosanitarios.

La apicultura ecológica, de donde deriva la miel ecológica - u orgánica como también se suele conocer - es la actividad que brinda mucha satisfacción a quienes la practican, se caracteriza por ser practicada por personas amantes de la naturaleza y que admiran grandemente a las abejas. Como en toda actividad, existe un aspecto material que consiste en la obtención de la miel, el polen y propóleos, pero también encontramos un lado espiritual así como unas cualificaciones profesionales imprescindibles para llevar a efecto esta labor.

Así, por ejemplo, en la preparación de una miel ecológica, los apicultores deben seguir una serie de lineamientos, desde la organización de los apiarios donde con mucha paciencia se comenzará de a poco con unas cuantas colmenas, seleccionando cuidadosamente los materiales, las familias de abejas así como el equipo para obtener y procesar la miel para su venta y consumo.

Es importante tener presente que las abejas pueden volar hasta una distancia de 3 kilómetros a la redonda por lo que la zona deberá proveer una excelente cosecha para producir miel suficiente, es crucial colocarlas en una dirección apropiada lejos de las carreteras y otras fuentes contaminantes, separando las colmenas entre sí a una distancia segura, aparte de otros criterios.

También es relevante la elección de las familias de abejas, ya que estas deberán ser fuertes y jóvenes para que puedan adaptarse al área donde serán ubicadas las colmenas, las cuales serán equipadas con una joven reina fértil y productiva.

Tanto la producción de miel ecológica como convencional tienen ciertas prácticas en común aunque con algunos elementos diferenciadores que determinan la calidad. Por ejemplo, la miel ecológica proviene de prácticas que garantizan la pureza y calidad del producto, es decir, sin químicos sintéticos que usualmente encontramos en la miel convencional.

Con la miel ecológica los apicultores siguen ciertos principios como la de procurar un buen producto a base del tratamiento apropiado de las colmenas, disponer de un entorno de calidad, la extracción, procesamiento y almacenaje adecuado del producto.

Con todo esto, la producción de miel ecológica incurre en unos costos elevados comparada con la producción de miel convencional, lo cual se refleja en el precio que paga el consumidor por el producto final. Afortunadamente, como se mencionó al inicio, son más las personas que por estos días están demandando productos ecológicos con propiedades nutricionales superiores.

Entre la miel ecológica y la miel convencional existen diferencias significativas que tienen que ver con los organismos genéticamente modificados, los pesticidas y fertilizantes, las hormonas y estimuladores del crecimiento así como los antibióticos que son comunes en la apicultura convencional. En cambio, la apicultura ecológica su énfasis principal está en la calidad y el valor nutricional.

Es por ello que la producción de miel orgánica requiere una fuerza laboral mayor que la convencional, ya que el proceso de obtención de un producto orgánico puro abarca un período más largo, lo cual constituye otra ventaja de la apicultura ecológica, la creación de nuevas fuentes de empleo.

Se necesita prestar atención a ciertas reglas para la apicultura ecológica en relación a la selección y ubicación de las colmenas a fin de lograr una fuerte conexión de las abejas con el entorno. Así, la ubicación debe ser en una zona no contaminada y libre de factores externos que intervengan entre la fauna y su hábitat.

De ese modo es que se logra una miel ecológica del tipo que se emplea en productos farmacéuticos, cosméticos y alimenticios. En cuanto a la miel convencional es preferida por los consumidores debido a su precio inferior el cual es directamente proporcional a su valor nutricional.

La miel ecológica en resumidas cuentas se diferencia de la miel convencional por la complejidad en la obtención de un producto ecológicamente de superior calidad, natural y sin agentes químicos. Características altamente apreciadas por los consumidores conscientes que valoran la alimentación saludable.

Más

Miel Ecológica  Hay 12 productos.

Mostrando 1 - 12 de 12 items
Mostrando 1 - 12 de 12 items